bannerINIA2

 

Desmalezamiento y evaluación de plántulas de ají y cacao

 

 

*** Proyectan un impacto socio comunitario al ofrecer material vegetal que promueva el establecimiento de huertos en patios productivos, así como con la comercialización de sus producciones en múltiples unidades de producción de ese territorio

 

(Alto Apure, 05/12/2017/ Prensa-INIA). Con la intensión de constituir y estimular modos de vida que consoliden patrones conductuales a favor de  las formas de producción agroecológica, servidores públicos del Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA) en el Alto Apure, realizaron, con la participación de estudiantes de la Escuela Técnica Agropecuaria Fe y Alegría “El Nula”,  un acompañamiento técnico para reimpulsar los espacios del vivero que dicha institución educativa posee como medio para su sustentabilidad alimenticia y económica

 

 

Al respecto, Astrid Blanco, profesional de investigación del INIA-Alto Apure, y responsable de la actividad de producción agroecológica, informó que la misma se llevó a cabo en el sector La Chiricoa de la Comuna Socialista Montañas de San Camilo del municipio Páez, contando con la participación de doce estudiantes del sexto año, específicamente de la mención pecuaria, y basándose en solicitud formalizada por la dirección del plantel educativo, para así poder dar cuentas a la dinámica agroproductiva que el Ministerio del Poder Popular para la Educación (MPPE) viene impulsando en la transición de la Venezuela rentista de economía de puerto a una economía productiva, progresista y autosustentable.

 

“En vista de las demandas del nuevo currículo educativo para con la educación media, pretendemos instituir con los estudiantes y demás miembros de la comunidad educativa, grupos estables que promuevan la producción de plántulas maderables, medicinales, frutales, protectoras de nacientes, hortalizas, entre otras, además de un sistema de ingresos para la institución con la venta de plántulas”, resaltó.

 

 

 

 Realizando el recorrido de las plántulas 

 

Asimismo, Blanco señaló que a través del vivero fomentaran espacios de formación con prácticas agroecológicas, entre instituciones, escuela y comunidad, en tanto que por medio de esta, beneficiaran la salud y la economía de la población del Nula, como también, de las zonas rurales aledañas.

 

Por su parte, el estudiante Carlos Ramírez, expresó que con este proyecto de recuperación del vivero, no solo espera dejar su aporte a la institución sino que la experiencia misma, exhorte a estudiantes  de grados inferiores en el no dejar que se pierda el trabajo que hayan creado, “que continúen con el mismo y así se mantenga en el tiempo, que no sea en vano nuestro esfuerzo”. (FIN/Néstor Castañeda).