bannerINIA2

 El museo cuenta con una compilación de 60.000 ejemplares de Insectos

 

 

***El Museo tiene como misión, preservar, mantener y actualizar los ejemplares allí conservados, también ofrecer información a los productores, estudiantes, profesionales, instituciones y público en general, sobre la importancia que tienen los insectos, mediante cursos, charlas, talleres, visitas guiadas, además servir de referencia de consulta científica nacional e internacional y contribuir a la salud vegetal e integral a través del Manejo Integrado de Plagas

 

Prensa-INIA. (Aragua). La Colección y Archivo de Insectos de Interés Agrícola del Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA), fue fundada en marzo de 1938 por el insigne entomólogo Dr. Charles H Ballou, conjuntamente con la creación de la Estación Experimental de Agricultura y Zootecnia, en El Valle, de la ciudad de Caracas por Resolución Nº 18 de la Presidencia de la República del 13 de octubre de 1937 y el inicio de actividades se realizó el 4 de marzo del año siguiente.

Charles H. Ballou, de origen norteamericano, trabajó en control biológico y trajo a Venezuela los primeros controladores de la escama algodonosa de los cítricos y del áfido lanoso del manzano.

 

Ballou a su vez, incorporó una colección, proveniente de Costa Rica, la cual contó con  más de 5 mil  ejemplares de insectos  para hacer la comparación con los nativos venezolanos, ya a los 22 meses contaba con 2. mil 200 insectos colecccionados en el país, esto con la intención de tener como referencia todo lo relacionado a las plagas de cultivos y malezas.

Desde esa fecha, diferentes investigadores extranjeros como: Pietro Guagliumi, Waclaw Zumkowski, Pedro Fenjves y científicos venezolanos como Jesús Requena, Renato Bandres, F. Fernández Yépez, Pedro P. Paredes y Néstor Ángeles hicieron sus contribuciones al recién fundado museo para ese momento.

 

Luego, alrededor de los años 40, se reubica la sede de recopilación en el estado Aragua, específicamente en el Instituto Nacional de Agricultura (INA). Posteriormente cuando se inaugura toda la sede universitaria de la Universidad Central de Venezuela (UCV), se instala parte de la colección. 

Foto archivo: Investigadores extranjeros y venezolanos hicieron su contribución al museo

 

En los años siguientes, el INA pasó a ser el Centro Nacional de Investigaciones Agronómicas (CIA) hoy llamado Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias (CENIAP), la cual pertenecía al Fondo Nacional de Investigaciones Agropecuarias (FONAIAP) conocido actualmente como el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA). 

De acuerdo a la información suministrada por el Profesional de la Investigación, Pedro Morales; desde su constitución, el Museo de Insectos de Interés Agrícola del INIA-CENIAP (MIIA) se ha destacado en su labor fitosanitaria de identificación y detección de más de 30 especies de insectos y ácaros plagas introducidas a Venezuela y se ha convertido en patrimonio de la historia entomológica venezolana, con valor excepcional desde el punto de vista científico, cultural y fitosanitario.

En este orden de ideas, Morales explicó que la exhibición es pilar de la Historia Entomológica, lo que a su vez juega un papel importante en los Programas de Control Biológico de la candelilla; de la introducción de la “mosca amazónica”, “control del taladrador de la caña de azúcar”, la “vaquita australiana” y de la “escama algodonosa de los cítricos”.

También resaltó, que la referida exhibición forma parte de la primera colección de insectos, así como es la única cuyos especímenes están agrupados según las plantas hospederas que son atacadas o que albergan insectos benéficos, de allí su importancia desde el punto de vista económico y Taxonómico para productores e investigadores nacionales e internacionales.

Seguidamente, el profesional de la investigación mencionó que los objetivos de la colección son:

- Preservar, mantener y actualizar taxonómicamente los especímenes conservados.

- Servir de referencia a los centros de investigación del INIA, Universidades y al Instituto de Salud Agrícola Integral INSAI en la identificación de insectos de importancia económica y cuarentenaria.

- Atender a productores en relación a la problemática de insectos en sus unidades de producción, así como a estudiantes de bachillerato, pregrado y posgrado, tesistas e investigadores en relación a la identificación de los principales grupos de insectos que atacan las plantas cultivadas y silvestres.

- Realizar inspecciones contínuas a nivel nacional para la detección de los principales problemas entomológicos, así como para alertar sobre la entrada de plagas potenciales a través de nuestras fronteras.

- Producir listas clasificadas por grupos taxonómicos de insectos, por cultivo o plantas hospederas.

- Efectuar exhibiciones en eventos científicos y técnicos nacionales, para interesar al público sobre la importancia de las plagas, para lo cual se cuenta con cajas de exhibición preparadas para tal fin.

 

La colección de insectos del INIA se ha destacado por sus aportes a nivel entomológico

 

Vale mencionar, que el estado actual de la compilación es de 60.000 ejemplares de Insectos, 351 especies de plantas hospederas, 95 plantas cultivadas, plantas silvestres 235 especies y 21 especies plantas útiles o medicinales.

Destacó también que la misma cuenta con la valiosa colaboración de los entomólogos del Departamento de Protección Vegetal del CENIAP, y de las Estaciones y centros experimentales del INIA a nivel nacional; con el apoyo de taxónomos de la Universidad Central de Venezuela, además posee muestras colectadas y traídas por estudiantes y profesionales de otras instituciones, así como por productores del país.

La exhibición de insectos del INIA se ha destacado por sus aportes al país, entre ellas:

1. La introducción y seguimiento de Rodolia cardinalis Mulsant para el control biológico de la escama algodonosa de los cítricos, en 1941. Realizado por Charles H. Ballou. Fue el primer gran éxito del uso del control biológico en el país.

2. Control del picudo del algodonero Anthonomus grandis Boh., llegado al país en abril de 1951.

3. Programas de manejo y control de la mosca del Mediterráneo Ceratitis capitata, detectada en el país en junio de 1960.

4. Control biológico de la mosca prieta que ataca los cítricos Aleurocanthus woglumi, a mediados de los años ‘70. El equipo lo conformaron la Ing. Nancy Boscán (FONAIAP), el Ing. Francis Geraud (FUSAGRI) y el Prof. Jorge Terán (UCV).

5. Seguimiento de la langosta del desierto, Schistocerca gregaria, a su llegada en 1988.

Finalmente se pudo conocer por parte del investigador Pedro Morales, que la Galería de Insectos funciona como aula educativa, la cual durante todo el año atiende alrededor de Mil 225 personas, entre estudiantes y profesores universitarios, así como escolares de primaria y secundaria, también profesionales de diferentes instituciones, productores nacionales y provenientes de distintos estados del territorio nacional, así como, técnicos e investigadores de otros países.

Hoy en día, el Museo de Insectos de Interés Agrícolas, constituye un patrimonio de la nación, y su rescate permitirá la consolidación de los estudios dentro del INIA. Así mismo, será un recurso valioso para la formación de profesionales en esta rama en aras de  consolidar todo lo relacionado con los avances tecnológicos y científicos de la entomología. (Fuente: Pedro Morales. Fotografías: Carlos Ramos. Redacción: María Alejandra González).