bannerINIA2

Proceso de gelificación 

Un equipo del Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA) y el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), trabajan en función de obtener un sustrato gelificado a partir de materia prima nacional

 

(Prensa-INIA). Los sustratos representan un elemento importante en la agricultura, permitiendo el cultivo de plantas. Están compuestos por una serie de materiales sólidos o no, naturales y residuales, nutritivos e inertes; que pueden ser orgánicos o inorgánicos como el musgo, coco en trozos, cáscaras de arroz, piedra pómez, arena, entre otros.

En relación a este tópico, un equipo multidisciplinario e interinstitucional integrado por biólogos, agrónomos y químicos, se dieron la tarea de formular una propuesta para la elaboración de un sustrato a partir de materia prima nacional, que por su constitución química natural, tuviera propiedades espesantes. Además tomaron como premisa, que en lo posible, este insumo alternativo no compitiera con el sector alimenticio; seleccionando así el almidón de yuca por ser altamente utilizado por la industria petrolera y producido en grandes volúmenes a través de empresas socialistas establecidas en el país, como es el caso de la Industria Venezolana de la Yuca (INVEYUCA).

 

Grigna Piña, profesional de la investigación del Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas, comentó acerca del proceso de elaboración del mismo “una vez identificada la materia prima inicial, el equipo de trabajo realizó los primeros ensayos para generar modificaciones químicas en la molécula de almidón que permitiera incrementar su propiedad como espesante, hacia un producto con mayor solubilidad en agua, que al mezclarlo con elementos constituyentes de diferentes medios de cultivo y ser sometido al proceso de esterilización, replicara una condición similar en solidez y transparencia a los geles elaborados a partir del conocido agar”, el cual representa aproximadamente el 60% del costo de producción de medios de cultivo y un precio de importación muy alto, por lo que se hace necesario la sustitución por otros de menor costo.  

 

Primeros ensayos para generar modificaciones químicas

 

En este orden de ideas, Piña indicó que luego de al menos 20 pruebas químicas, partiendo de dos metodologías base donde se probaron mezclas, concentraciones de reactivos, tiempos y temperaturas de reacción, rendimiento de producto final, entre otras variables, se logró la generación de un almidón de yuca modificado que disuelto en agua genera un gel de solidez y transparencia aceptable.

 

Durante el proceso, los investigadores realizaron ensayos de difusión de humedad, necesaria para la sustentabilidad de la vida en la superficie del sustrato basados en pruebas de deshidratación y el uso del colorante azul de metileno como indicador de permeabilidad. Luego, lograron la validación biológica o determinación de la sobrevivencia de entes de interés en los medios de cultivo preparados con este nuevo sustrato.

 

Es entonces cuando inician la elaboración de medios para la multiplicación in vitro de microestacas de yuca, embriogénesis somática en lechosa, cultivo de esporas de Trichoderma y determinación de bacterias patogénicas de interés agrícola. Los resultados evidenciaron respuestas positivas para la multiplicación y para el crecimiento de colonias de estos rubros.

 

En las pruebas, los investigadores identificaron las causas de las variadas respuestas que podrían estar asociadas tanto a aquellas inherentes al sustrato como al ente biológico; y éstas a su vez, a factores químicos como mecánicos.

 

 

Por una parte, se desconoce si puedan existir trazas de reactivos utilizados en la modificación, que puedan ser tóxicas a algún organismo susceptible; y por otra parte, si la consistencia elástica propia de la gelificación del almidón, pueda causar alguna resistencia física a la adquisición de nutrientes para la vida de algunos microorganismos.

 

Sustratos alternativos

 

Vale mencionar, que  actualmente Venezuela cuenta con  una empresa de producción de almidón yuca y otra de quitosano; así como centros de investigación con la infraestructura, equipos y recursos humanos necesarios para el desarrollo del agente gelificantes a fin de cubrir la demanda nacional.

 

Uso de este agente gelificante alternativo

 

Las ventajas y desventajas de este producto es que posee características de manejo muy diferentes al agar; por lo que el protocolo de uso lo limita a preparaciones en pequeñas escalas. Además, su solidificación es bajo calor y de forma irreversible, lo cual implica que debe ser dispensado en el contenedor final antes de ser sometido a esterilización.

 

No obstante, a poco más de un año de la formulación de la primera propuesta de investigación de este sustrato alternativo, se obtuvo una primera opción que permitiría mantener la producción de algunos cultivos microbiológicos y la multiplicación in vitro de algunas especies vegetales, actualmente condicionadas a la adquisición del costoso agar; mientras se continúan ensayos conducentes a diversificar el uso de aditivos o nuevas materias primas, con miras a mejorar las fuentes gelificantes necesarias para el área biotecnológica en general.

 

Finalmente a través de este producto se promoverá y estimulará el desarrollo científico tecnológico y productivo del país en diferentes zonas de la geografía nacional, involucrando comunidades relacionadas con los diferentes sectores de la cadena agroproductiva, desde la producción agrícola primaria hasta el procesamiento industrial. Así mismo, contribuirá a una mayor disponibilidad de insumos, mediante el uso de tecnologías de bajo impacto ambiental, bajo costo y generación de empleo. A su vez, pretende construir un modelo económico, de propiedad social y de desarrollo endógeno sustentable.

 

El Gobierno Bolivariano de Venezuela y las políticas públicas emanadas por el Presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, en conjunto con el Ministerio del Poder Popular para la Agricultura Productiva y Tierras (Minppapt), a través de sus entes, vienen trabajando en proyectos científicos y novedosos en función de fortalecer la seguridad agroalimentaria del país y dar cumplimiento con el séptimo vértice de la Gran Misión Abastecimiento Soberano (GMAS). (Fin/María Alejandra González)